Dejanos tu consulta

Mantenimiento y cuidado del jardín: ¿cómo cortar el césped?

Mantenimiento y cuidado del jardín: ¿cómo cortar el césped?

Cortar el césped, podar, trasplantar, son algunos de los procesos que se deben llevar a cabo en los espacios verdes. Hacerlo en el periodo idóneo, con las herramientas adecuadas y de una forma determinada, serán algunos de los factores clave que van a determinar el logro o no del césped perfecto.

La regularidad de corte va a depender de las condiciones climáticas existentes, de la época del año en la que nos encontremos o de por ejemplo la variedad de hierba que sea.

Como norma general, el césped se debe cortar mayormente en verano (1 vez por semana aproximadamente) y durante primavera y otoño, con que se corte 2 o 3 veces al mes será suficiente.En inverno, la frecuencia es baja o nula. El mejor momento para llevar a cabo este proceso son las últimas horas del día. Si lo hacés durante este tiempo, podrás evitar las horas de mayor calor. Asimismo, es importante asegurarse que el jardín no esté mojado, de lo contrario, el corte no será homogéneo.

La altura ideal es más bien alta, es decir, entre 5 y 10 centímetros. Si cortas el césped siguiendo esta recomendación permitirás que éste pueda mantener la biomasa y por consiguiente, seguir creciendo sano y a buen ritmo. Sin embargo, una altura de corte baja tendrá efectos contrarios, perjudicando además las herramientas que uses (cortacésped y plataforma de corte). Mantener el nivel, sobre todo en verano, ayuda a tu césped aguantar toda la estación.

El uso de unas herramientas u otras, va a ser determinante para lograr un buen corte. Al hablar de herramientas nos estamos refiriendo a por ejemplo los recortadoras o máquinas de cortar césped.

Para obtener los mejores resultados, deberás planificar con sumo cuidado la ruta del corte, es decir, las zonas por las que vas a pasar, evitando siempre que sea posible, los giros bruscos. Se recomienda cortar el césped realizando círculos concéntricos, desde fuera hacia dentro. Intentar variar la dirección de conducción para prevenir la repetición del patrón de corte.
En caso de usar una recortadora, debes regular el corte a una altura concreta, así evitarás dañar el césped en caso de que lo cortes demasiado. En zonas complejas, es mejor que recortes primero alrededor de los obstáculos.

Los problemas más habituales en un jardín están relacionados con las apariciones de hoyos y bultos, con superficies peladas por un uso reiterado de la misma o con bordes en mal estado que afean el espacio completo. Cuando es así, es el momento de armarnos de valor y paciencia y tratar buscar una solución.

Arreglarlo es muy sencillo. Lo primero que debés hacer es identificar el área afectada. Realizá un corte sobre el hoyo o el bulto en forma de H con una pala. Desde la línea central, enrollá el césped hacia fuera. Si lo que ha aparecido es un hoyo, deberás rellenarlo con tierra. Si es un bulto tienes que retirar la tierra sobrante, mojarlo y mantenerlo húmedo.

Otro de los problemas más habituales cuando se usa en exceso un jardín son las superficies peladas. La solución es sembrar la zona afectada y dejar que la nueva hierba comience a brotar. La siembra debes hacerla en primavera o a finales del verano. Si preferís resembrar, sólo tenés que sacar una fina capa de la superficie, ahuecar la capa más superficial y añadir tierra de buena calidad y semillas. Si por el contrario, prefieres reponer con un trozo nuevo de césped lo mejor es que saques una capa más gruesa. Luego, ajustá la nueva sección en el hueco y apretá suavemente con ayuda de una pala.

Mejorar un césped en mal estado también es solucionar el problema de la hierba amarilla. En muchas ocasiones, nos hemos encontrado con un jardín que pierde su verde natural y las causas más habituales son un mal mantenimiento del mismo. Una de las razones puede ser la falta de agua: cuando a un jardín no se le suministra una cantidad de agua adecuada, el césped comienza a secarse y se vuelve pajizo. Sin embargo, regar de más es un problema grave y si a esto se le añade un suelo con mal drenaje, las consecuencias pueden ser catastróficas. Ante esta situación, lo ideal es establecer una red de drenaje, mejorar la estructura del terreno con un sustrato adecuada y airear el terreno.

.

Fuente: http://www.todohusqvarna.com/blog

.

.